Mascarilla de bolsillo

Las mascarillas para el rostro son una de las mejores formas de mantener la piel de la cara nutrida y limpia.

Sin embargo los tratamientos referentes a estos suelen mantener periodos de tiempo extensos, incluso de 3 a 6 meses, pero en ocasiones este tiempo en nuestras vidas compromete el hecho de salir de nuestro hogar o viajar a otras regiones.

Si deseamos verdaderos resultados en cuanto a la estética de nuestra piel debemos continuar los mismos.

¿Pero cómo hacer en esta situación?

Gracias a los miles de procedimientos y formas sencillas de recrear una mascarilla hemos conseguido desarrollar una receta para una Mascarilla de bolsillo, la cual podrás llevar contigo a donde vallas o incluso prepararla para tenerla a mano en cualquier lugar.

Mascarilla de bolsillo

Todo lo que necesitas saber acerca de la Mascarilla de bolsillo

Es importante que comprendas que esta mascarilla solo te ayudara en situaciones que realmente lo apremien, no representa un tratamiento explicito como tal, por ello es preciso que tomes las prevenciones necesarias para continuar con la aplicación de tu tratamiento facial.

Suele representar una especie de extensión de periodo que te ayudara a mantener tu rostro hidratado y limpio hasta el momento en que de nuevo puedas aplicar tu mascarilla tradicional, por ello a Mascarilla de bolsillo es un perfecto aliado para cualquier situación, basta con tener los elementos e ingredientes necesarios a la mano para llevarla contigo a donde vallas.

Ingredientes necesarios para la preparación de Mascarilla de bolsillo

Mascarilla de bolsillo

Para elaborar esta Mascarilla de bolsillo necesitaras los siguientes ingredientes y materiales:

  • 1 cucharada de miel de abejas
  • 2 almendras grandes
  • Recipiente pequeño para llevar

Elaboración de la Mascarilla de bolsillo

Primero limpiamos bien el recipiente en el que llevaremos nuestra mascarilla de bolsillo para evitar cualquier intromisión de sucio o factores externos

Trituramos las almendras hasta obtener una especie de polvo

Juntamos con la miel y removemos para que se mezclen bien

Guardamos en nuestro pequeño recipiente

Para aplicarla la colocamos en nuestra piel y dejamos actuar por unos 3 o 4 minutos y removemos con agua, perfecta para llevar a cualquier lugar y complementar tu tratamiento facial

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 1 Promedio: 5]

Deja un comentario