Mascarilla de espuma

Uno de los más actuales métodos de limpieza para el rostro, incluso llegando a ser viral en redes sociales y conocido como la Bubble mask o Mascarilla de espuma es la forma novedosa de tratar los problemas de la piel sin mediar con demasiados problemas y otorgándole beneficios realmente llamativos al organismo.

Originario de corea y popularizado en Norteamérica, este increíble tratamiento mantiene una gran serie de beneficios increíbles para la piel, llegando incluso a combatir contra los puntos negros, los poros infectados, las manchas en la piel de ojeras o quemaduras y otro sinfín de elementos que te harán querer probarla.

Es realmente sencilla de preparar y ofrece resultados efectivos desde su primera aplicación.

Mascarilla de espuma

Todo lo que necesitas conocer acerca de la Mascarilla de espuma

Básicamente se trata de una reacción carbonatada que se infla y recoge todos los elementos negativos, impurezas y excesos de grasa del rostro.

La misma se emplea mediante comprimidos de vitamina C y oxigeno que se encuentran en los componentes de su presentación en crema, ya que básicamente forma una especie de mascarilla que reacciona con el agua, inflándose y tomando esa silueta que tanto ha invadido las redes sociales por el llamativo color de las mismas y la particular forma que le da al rostro.

La mejor forma de exfoliar la piel es con este tratamiento de Mascarilla de espuma, te dejamos todo acerca de su preparación.

Mascarilla de espuma

Como preparar Mascarilla de espuma

Para utilizar esta Mascarilla de espuma necesitas:

  • Tratamiento de crema Bubble Mask
  • Crema humectante
  • Agua

Aplicación de la Mascarilla de espuma

Limpiamos el rostro con abundante agua y lavamos con crema humectante para evitar cualquier factor externo innecesario

Seguidamente aplicamos la bubble mask en todas las áreas del rostro, masajeamos para que se integre de forma precisa en la piel y pueda ser absorbida por los poros

Una vez pasado unos 5 minutos, aplicamos algo de agua, esto hará que la máscara comience a burbujear, dejamos unos 7 minutos más para que termine de limpiar profundamente

Una vez esté completamente hinchada y trabajada, retiramos con abundante agua y humectamos la piel

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 3 Promedio: 5]

Deja un comentario