Mascarilla de Uva y Avena La Mejor Forma de Cuidar el Rostro

Las mascarillas son ideales para cuidar de la piel y nutrir, iluminar, eliminar arrugas e imperfecciones y una de ellas es la Mascarilla de Uva y Avena.

A la hora de cuidar nuestro rostro son diversos los elementos que debemos tomar en cuenta, la estética del mismo es uno de los problemas que muchos consideran primordial, como cuidarlo y todo lo que podemos usar para ello siempre será algo importante que saber.

Un claro ejemplo de las maneras de cuidar el rostro de forma casera y efectiva es la Mascarilla de uva y avena, con la cual podremos hidratar, limpiar y mejorar el aspecto con elementos muy sencillos como las uvas y las hojuelas de avena, por ello te traemos todo acerca de esta práctica forma de limpiar el cutis.

Mascarilla de uva y avena

Todo sobre la mascarilla de uva y avena, beneficios y consejos prácticos

Al evaluar los beneficios de cada uno de los elementos que integran la Mascarilla de uva y avena conseguimos que básicamente se trata de una mezcla de uvas y hojuelas de avena, sin embargo los beneficios que cada uno de ellos ofrece son increíbles y necesarios.

Las uvas son uno de los frutos con mayor cantidad de antioxidantes, estos aportan a la limpieza profunda de la piel y contribuyen a la reafirmación de la tez.

Por su parte las hojuelas de avena ofrecen una limpieza completa encapsulando las grasas, blanqueando con sus factores aclarantes y dejando un exfoliado prácticamente perfecto.

Por ello te dejamos como preparar Mascarilla de uva y avena a continuación.

Como preparar Mascarilla de uva y avena

Mascarilla de uva y avena

Para preparar Mascarilla de uva y avena necesitas algunos materiales, son los siguientes:

  • 5 uvas (de cualquier color )
  • Hojuelas de avena
  • Miel de abejas
  • Agua

Para la preparación y aplicación debes:

Primero pelamos las uvas y las trituramos haciendo una especie de puré con ellas, tratamos de hacerla lo más uniforme posible.

Seguidamente incluimos las hojuelas de avena y volvemos a triturar hasta que se integren ambos materiales, tratamos de pulverizar lo mejor posible las hojuelas.

Incluimos algo de agua para darle un mejor cuerpo a la mezcla.

Por ultimo agregamos la miel de abejas y maceramos todo por un rato en la nevera, aplicamos en el rostro frió.

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 8 Promedio: 3.6]

Deja un comentario