Mascarilla de kiwi para la cara

La piel del rostro necesita de cuidados constantes para evitar que los agentes contaminantes y las impurezas le resten firmeza, suavidad y vitalidad. Esto es posible utilizando ingredientes naturales, son los mejores aliados para el cuidado de la cara y resultan muy económicos.

Particularmente, el kiwi está lleno de vitaminas, minerales y antioxidantes que le aportan a la piel muchos beneficios.

Al aplicarse sobre ella o consumirse, la mantiene hidratada, regenera las células y retira las células muertas, colabora con la producción de colágeno y ayuda a que recupere su firmeza, reduciendo la apariencia de cicatrices y líneas de expresión.

Mascarilla de kiwi para la cara

Cómo preparar una mascarilla de kiwi para la cara

Esta mascarilla tiene efectos fantásticos sobre la piel, puede aplicarse hasta dos veces por semana.

Es muy fácil de preparar, económica y no contiene productos químicos.

Será útil tanto si tienes la piel seca como si tienes la piel grasosa, porque ayuda a hidratar y al mismo tiempo ayuda a controlar la producción de sebo.

Los ingredientes que necesitas son:

  • 1 kiwi que esté maduro.
  • 1 cucharada de yogurt natural que no contenga azúcar.

Preparación:

Pela el kiwi, colócalo en un recipiente y machácalo. Luego deberás verter el yogurt natural y mezclarlos hasta obtener una pasta de consistencia homogénea.

Mascarilla de kiwi para la cara

Lava bien tu rostro y sécalo, después aplica la mascarilla de kiwi y déjala actuar durante 15 o 20 minutos.

No te preocupes si sientes un ligero picor, es una reacción normal ante el efecto de la fruta, la sensación debería pasar después de que te la quites.

Una vez pasado el tiempo, retírala con abundante agua a temperatura ambiente.

Si la usas durante la mañana, luego de secar tu rostro puedes aplicarte tu crema de día o protector solar.

Si la usas por la noche, de igual manera puedes aplicarte la crema de noche.

Recuerda nunca utilizar mascarillas de frutas cítricas sobre tu piel si tienes quemaduras recientes, heridas o acné que aún estén abiertos, así evitas que la situación empeore.

Lo mejor es esperar a que estos sanen y consultar con un dermatólogo de confianza.

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 8 Promedio: 4.1]

Deja un comentario