Mascarilla de Noni !Hidrata y Nutre la Piel!

La piel necesita de nutrientes que, si bien podemos aportárselos a través de la alimentación, nunca está de más que lo hagamos con ayuda de una mascarilla natural, como es la Mascarilla de Noni.

La ventaja es que éstas pueden ser muy económicas, pueden hacerse con ingredientes caseros y son fáciles de preparar. Si buscas nutrir la piel del rostro con una mascarilla casera, el noni podría ser la solución.

Se trata de una fruta asiática exótica que, al aplicarse sobre la piel, ayuda a retirar todas las impurezas y células muertas. Además, reafirma e hidrata la piel, tiene efectos antiinflamatorios, es cicatrizante y combate agentes externos que puedan afectarla.

Mascarilla de noni

Mascarilla de jugo de noni

Para prepararla sólo necesitas:

  • 2 noni grandes.

Esta mascarilla es recomendable para aquellas personas que sufren de acné. Pícalos en trozos y machácalos sobre un colador para extraerles el jugo.

También puedes meterlos en la licuadora y colarlos. Deberás empapar un algodón en el extracto y pasarlo por las zonas más afectadas por el acné en tu rostro (previamente lavado).

Una vez se seque, lava con abundante agua fresca.

Puedes repetir el procedimiento un par de veces a la semana. Recuerda que nunca debes aplicarla directamente sobre heridas abiertas.

Se ha demostrado también que tomar jugo de noni para el acné es muy eficiente para combatir este problema; no obstante, siempre debes consultar con tu dermatólogo de confianza antes de utilizar cualquier tratamiento facial.

Mascarilla de noni

Mascarilla de noni y miel

Para preparar esta mascarilla necesitarás de:

  • 3 cucharadas de miel.
  • 1 manzana.
  • 1 noni.

Pica el noni en trozos y machácalo con ayuda de un mortero o el procesador de alimentos, pica la manzana en trozos y rállala. En un recipiente, júntalos y agrega las cucharadas de miel.

Deberás revolver hasta que todos estén bien mezclados.

Con ayuda de una brocha, aplica la mascarilla de noni sobre tu rostro. Déjala reposar durante unos 20 minutos, entonces retírala con abundante agua tibia.

Puedes repetir el procedimiento un par de veces a la semana. Notarás tu piel mucho más saludable y luminosa.

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 16 Promedio: 4.2]

Deja un comentario