Mascarilla de Té Verde y Miel con Particulares Beneficios

El cuidado facial es una de las costumbres perdidas que deben instaurarse y mantener por siempre, debido a que una infinidad de elementos pueden generar un cambio para mal en tu rostro, dígase, el día a día, el estrés, e incluso la monotonía y la rutina que nos atañe a todos.

Por esa razón, todos debemos consentirnos para darnos una mejor estética. Para eso tenemos la Mascarilla de té verde y miel, que ofrece una opción interesante para refrescar, limpiar y restaurar algunos de aquellas partes tan importantes de tu rostro que se han perdido a diario por el transitar de los días.

Para esto, los ingredientes y el producto que te mostraremos hoy es de indispensable uso para el cuidado y la limpieza de tu rostro.

Mascarilla de té verde y miel

Todo lo que necesitas saber acerca de la Mascarilla de té verde y miel

Tanto la miel como él té verde representa beneficios particulares para el organismo, por ejemplo el Té verde es perfecto para disminuir los niveles de tensión muscular, mejorar el sueño y la concentración.

A su vez la miel es ideal para el transito digestivo e intestinal, perfecta para la circulación y contribuye a mejorar problemas de estreñimiento, combinados representan una enorme cantidad de cualidades para el rostro, limpiando los poros, encapsulando la grasa excesiva, restaurando los tejidos capilares y relajando los tensores de la piel.

Por ello es de suma importancia que conozcas como preparar Mascarilla de té verde y miel y a continuación te dejamos como.

Preparar Mascarilla de té verde y miel

Mascarilla de té verde y miel

Para preparar la Mascarilla de té verde y miel solo necesitas unos cuantos materiales e ingredientes, son los siguientes:

  • 3 bolsitas de Té verde
  • Crema hidratante facial
  • Sal marina/ azúcar granulada
  • 2 yemas de huevo
  • Agua
  • ¼ de taza de miel

Para preparar la Mascarilla de té verde y miel:

En un recipiente vacía las bolsitas de Té verde, añade la crema hidratante y mezcla lo mejor posible.

Incluye la sal o el azúcar, estos te ayudaran a exfoliar la piel.

Añade las dos yemas de huevo.

Finalmente incluye la porción de agua, y la miel, remueve la mezcla para incluir todos los ingredientes y aplica en el rostro por unos 15 minutos.

Enjuaga para retirar la mascarilla.

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 4 Promedio: 4]

Deja un comentario